Casa Branca desova na Europa bombardeios encalhados nos EUA

El Ejército estadounidense no logró convencer a los legisladores para retirar los aviones de ataque a tierra A-10 (Fairchild Republic A-10 Thunderbolt II), y les encontró otro uso: la contención de "la agresión rusa" en Europa Central y del Este, sostiene un artículo de 'The Fiscal Times'.

El medio señala que 12 aviones de ataque a tierra A-10 serán enviados desde la base aérea Moody a Europa en el marco de la operación Atlantic Resolve de la OTAN. De ese mismo modo, 10 aviones ya han sido entregados a Rumania y la República Checa desde la base aérea estadounidense en Arizona. Y la asignación para una nueva misión, según señala, significa que el Senado de EE.UU. ha hecho caso omiso a las peticiones del Ejército para suspender el uso de este modelo anticuado.

"La Fuerza Aérea de EE.UU. durante muchos años ha tratado de abandonar los A-10, lo que permitiría ahorrar casi 4.000 millones de dólares. El comando de la Fuerza Aérea considera que el apoyo aéreo de las tropas terrestres puede realizarse desde otras plataformas, como el bombardero estratégico Rockwell B-1 Lancer o el caza de quinta generación F-35", destaca 'The Fiscal Times'.

Sin embargo, en el Capitolio no les hacen caso a estas apelaciones, subraya el rotativo. Washington confía en que no existe un reemplazo adecuado para estos aviones. Tachadas por algunos medios de "chatarra aérea", estas máquinas en su día pasaron por las guerras de Irak y Afganistán.

La Cámara de Representantes aprobó en mayo el proyecto de presupuesto de defensa para 2016, que incluye 683 millones de dólares para el mantenimiento de la envejecida flota de los A-10 por al menos un año más.

Fonte RT

 
facebook


Crie um site com

  • Totalmente GRÁTIS
  • Design profissional
  • Criação super fácil

Este site foi criado com Webnode. Crie o seu de graça agora!